Filosofía de las Constelaciones Familiares

Contexto histórico, filosófico y científico de las Constelaciones Familiares

La teoría de sistemas es un enfoque interdisciplinario que se utiliza para la descripción y explicación de diferentes fenómenos de alta complejidad. El análisis de la estructura, la dinámica y las funciones entre los miembros de un grupo permite definir ciertas leyes que rigen en determinados sistemas.
El biólogo austríaco Ludwig von Bertalanffy publica la primera definición general de la teoría de sistemas en el año 1946 y, junto con la Cibernética de Norbert Wiener, desarrolla los fundamentos de este enfoque científico en 1948. Posteriormente, en la década de los setenta, Humberto Maturana, Francisco Varela y Talcott Parsons  siguen desarrollando el concepto teórico en temas biológicos y sociales.
En la década de 1960, Virginia Satir desarrolló la terapia familiar y comenzó a utilizar representantes para las “esculturas de familias” con las cuales logró externalizar las jerarquías entre los miembros de la familia. Jacob Levy Moreno, psiquiatra, ya había desarrollado para ese entonces la psicoterapia puesta en escena: el psicodrama. Todavía faltaba la parte sistémica, pero ya había de esta manera dos antecedentes para el trabajo de las Constelaciones Familiares.

Unos diez años después se crea en Milán la Escuela de Terapia Familiar Sistémica, dirigida por Mara Selvini Palazolli. Iván Böszörményi-Nagy publicó su libro “Lealtades invisibles” (1971), considerado una obra básica de la Terapia Familiar Sistémica. Unos años antes, Fritz y Laura Perls, junto con Paul Goodmann, habían comenzado a desarrollar la Terapia Gestalt basada en la fenomenología, el trabajo desde el cuerpo y las sensaciones, para facilitar el contacto a través de técnicas de representación.

La Terapia Sistémica Familiar es una disciplina joven que recién en el 2008 fue reconocida en Alemania legalmente como psicoterapia.

Bert Hellinger, filósofo alemán, quien en sus comienzos fue misionero en la Orden Marianhill (Austria), había estudiado Psicoanálisis y Dinámica de Grupos. Más tarde, deja la Orden y se dedica a estudiar el enfoque de la Terapia Primal según Arthuro Janov, la filosofía humanista del Análisis Transaccional según Eric Berne, Programación Lingüística y la Terapia Gestalt de Fritz Perls. Trabaja durante muchos años como psicoterapeuta con los diferentes métodos. 
En un congreso pedagógico organizado por Thea Schönfelder en el sur de Alemania conoció a Ruth McClendon y a su marido, el psiquiatra Leslie Kadis, quienes realizaron una Constelación Familiar. A partir de ese momento se dedicó a descubrir las leyes sistémicas en las familias, que él denomina los “Órdenes del Amor”. A partir de esas investigaciones desarrolló su propio enfoque sistémico-fenomenológico de las Constelaciones Familiares. La expresión en inglés “Family Constellations” fue traducida al castellano como “Constelaciones Familiares”.

Todo sistema familiar está dirigido por una conciencia común que une a todos los miembros, preocupándose por los derechos de cada uno y cuidando que nadie sea excluido; pues donde algún miembro es olvidado y menospreciado, se desarrollan identificaciones e implicaciones sistémicas. Estas implicaciones son inconscientes y pueden causar trastornos psíquicos, enfermedades físicas, conductas conflictivas o la incapacidad de avanzar en su propio camino de vida. Existen así muchos comportamientos humanos y obstáculos que se presentan sin que la situación actual de la persona sea suficiente para explicarlos. En la mayoría de estos casos la causa se remonta a distintos sucesos ocurridos en la familia de origen, vivencias de sus padres y antepasados más lejanos, aún cuando éstos estén muertos o la persona no los haya conocido.

¿Qué es una Constelación y cómo se hace?

Bert Hellinger desarrolló el trabajo de Constelaciones Familiares, un método sumamente eficaz para descubrir los enredos inconscientes y reunir el amor con el orden para que los vínculos puedan sanarse. EI trabajo se realiza en grupos y siempre a cargo de un Facilitador. En la Constelación se trabaja sobre un sistema -puede ser familiar, laboral, educativo, entre otras opciones- con la ayuda de participantes del taller que representan los miembros del sistema en cuestión. No es necesario que todas las personas involucradas en la problemática estén presentes. El consultante plantea su pregunta o necesidad y el facilitador decide qué representantes hacen falta para abordar la cuestión y los ubica (o pide al consultante que los ubique) en el espacio, configurando una imagen de cómo están relacionados entre ellos. Los representantes no actúan, sólo expresan lo que sienten en ese lugar, (puede tratarse de una emoción, un impulso, una sensación en el cuerpo, etc.). El facilitador ayuda a leer las imágenes y traducir lo que ocurre en la constelación y agrega miembros, en el caso de que alguien falte o deja que los representantes mismos encuentran el lugar adecuado. A veces, ayuda con frases sanadoras que ponen orden en el sistema y permiten la reconciliación entre los miembros. Existen diferentes formas de trabajar y el facilitador elige el modo según lo que considera conveniente en cada situación particular.

¿A quiénes está destinado el trabajo de Constelaciones?

  • A personas que tienen dificultades en sus relaciones familiares, que se manifiestan en problemas emocionales, mentales o físicos.
  • A personas que tienen problemas de pareja, convivencia o separaciones conflictivas, casos de adopción, abuso sexual, abortos.
  • A personas que padecen enfermedades graves, adicciones y/o trastornos de alimentación (bulimia, anorexia, obesidad).
  • A personas cuyas familias han sufrido repetidas experiencias de infortunio (duelos, muertes trágicas, suicidios, guerras) o quienes necesitan enfrentar hechos importantes de su historia.
  • A personas que tienen problemas vinculados con inmigración /emigración.
  • A padres y educadores que tratan de ayudar a los chicos y adolescentes con problemas de conducta, aprendizaje y desarrollo personal.
  • A todos los profesionales de la Salud (psicólogos, psicoterapeutas, médicos, terapeutas corporales, enfermeros, acompañantes terapéuticos, profesionales de medicinas alternativas), entre otros interesados en perfeccionarse brindando una ayuda adecuada y posible de ser tomada por el otro. 
  • A Consultoras de Empresas, Empresas y Organizaciones. Para problemas de liderazgo, lealtad, estructuración de responsabilidades, cohesión en los equipos de trabajo, lanzamiento de nuevos proyectos, reestructuraciones.

¿Qué son los Órdenes del Amor?

Los "Órdenes del Amor" según Bert Hellinger, describen las leyes que actúan en las relaciones humanas para asegurar la sobrevivencia del sistema.

Estas leyes son: el derecho de pertenecer, el equilibrio entre dar y tomar y el orden en la llegada al sistema (jerarquía temporal). La familia como sistema es un conjunto de miembros en el cual cada uno ocupa un lugar determinado. Cuando alguien del sistema es negado o excluido, el sistema familiar actúa de manera compensatoria, involucrando a otros miembros en busca del equilibrio. Cuando se lograr dar un lugar a cada uno de los que pertenecen, cuando el derecho a la pertenencia es reconocido para todos, el orden se reestablece y el amor entre todos puede fluir de manera beneficiosa para el sistema. Bert Hellinger sostiene: "el orden viene primero y luego el amor".

¿Qué son las Nuevas Constelaciones?

La forma con la cual comenzaron las Constelaciones Familiares se denomina hoy: "constelaciones tradicionales". En este trabajo el facilitador busca ordenar a los representantes del sistema familiar e interviene en el procedimiento, preguntando a los representantes por sus sensaciones en los diferentes lugares, hasta que todos los miembros tienen el lugar que les corresponde.

Más adelante, se desarrolló el trabajo hacia los "movimientos del alma" donde el facilitador se deja guiar por los movimientos de los representantes que traen informaciones desde la profundidad del alma de las personas y nos llevan a soluciones en un nivel más profundo.

Las Nuevas Constelaciones se trata de "caminar con el Espíritu". El facilitador se retiene de cualquier intensión y no pregunta a los representantes por sus sensaciones. Se entrega al movimiento del Espíritu y lo acompaña atentamente. De esta manera, obtenemos nuevos conocimientos absolutamente ignorados hasta entonces y tenemos la posibilidad de arribar a soluciones que van más allá de lo que se puede lograr con las Constelaciones Familiares tradicionales.

¿Qué es la Hellinger Sciencia®?

La Hellinger Sciencia es una síntesis y ampliación que han desarrollado Bert y Sophie Hellinger, la cual une los conocimientos anteriores y nuevos, mostrando la universalidad de los Órdenes del Amor en las relaciones humanas y en todos los ámbitos de la vida. Refleja los más recientes conceptos de la física quántica, de los campos morfo genéticos, los conocimientos de la nueva medicina, el chamanismo y las antiguas enseñanzas del Oriente.

¿Qué diferencias hay entre la terapia psicológica y Constelaciones Familiares?

En la terapia tradicional es importante crear una relación terapéutica con el paciente para acompañarlo en el proceso de autoconocimiento y sanación. En este camino el terapeuta cultiva una empatía que le permite recorrer con el paciente todas las partes conflictivas de su personalidad y de su entorno. Se involucra aunque con distancia en los procesos del paciente hasta llegar al objetivo que juntos hayan establecido.

Las Constelaciones Familiares son una herramienta que permite acceder a la complejidad de los sistemas humanos de forma vivencial y breve. El facilitador entra en sintonía con el consultante y su sistema, respetando su autonomía. La actitud está libre de intención, libre de prejuicio y preconcepto, totalmente abierta a lo que se muestre en el campo de la constelación. A través de la constelación, el consultante consigue un entendimiento sobre la implicación en los sucesos familiares, y toma de allí el impulso para desplegar una solución a su manera. Habitualmente, no es necesario un acompañamiento posterior a la constelación, excepto en algunos casos en que el facilitador lo sugiera especialmente, teniendo en cuenta la situación particular.

Las Constelaciones Familiares no reemplazan tratamientos médicos, psicológicos o psiquiátricos. Tampoco reemplaza un asesoramiento educativo, jurídico u organizacional. La experiencia muestra en cambio que constituyen un gran complemento para todos ellos, brindando una orientación facilitando el entendimiento sistémico de la problemática y ayudando a ampliar la conciencia, reconociendo e integrando lo que pertenece a un determinado sistema.

Método de enseñanza-aprendizaje

Este trabajo de Constelaciones Familiares y Sistémicas puede ser realizado por diferentes profesionales y el ámbito en el cual lo desempeñen depende de su formación básica y/o universitaria. La formación en los Órdenes del Amor y Constelaciones Familiares brinda herramientas sistémicas que pueden ser utilizadas en todos los ámbitos de la vida.

La primera formación en Argentina fue creada en 1999, desarrollada e impartida por Tiiu Bolzmann, filósofa de la Universidad Johann Wolfgang Goethe de Frankfurt am Main, Terapeuta Familiar Sistémica formada en Austria y discípula directa de Bert Hellinger. Ella trae este enfoque al país en el año 1999 y funda el Centro Bert Hellinger de Argentina, lugar desde el cual la formación se expande a otros países de Latinoamérica como Chile, Ecuador, Perú, Venezuela, Brasil, Uruguay, México y Colombia; además a Europa, comenzando por España.

La formación de Tiiu Bolzmann es teórico-vivencial y tiene como base la filosofía de los Órdenes del Amor de Bert Hellinger, a la cual se agregó los conocimientos sistémicos adquiridos en la Terapia Familiar Sistémica y en la Terapia Centrada en el Cliente según Carl Rogers y el entrenamiento en Los Principios Místicos y la Comunicación Transparente de Thomas Hübl desde el 2014.